7 claves para un menú saludable

La dieta es muy importante para mantener una buena salud, por ello es recomendable optar por  menús saludables. Sin embargo, y aunque todos lo sabemos, tendemos a ignorar esta realidad y a veces, las opciones que escogemos no son las más adecuadas. Cuando estas opciones menos adecuadas constituyen el hábito, el cambio puede ser más difícil, aunque no imposible.

Si estás pensando en modificar tu dieta para llevar una rutina más saludable deberás ir paso a paso hasta lograr cambiar tus hábitos. Es una decisión que merece la pena y que en el futuro nos proporcionará una mayor resistencia y bienestar.

A continuación te dejamos siete consejos para crear un menú saludable:

La importancia de los vegetales

En los últimos año, el consumo de alimentos de origen vegetal ha descendido significativamente a pesar de que son los que aportan más nutrientes y menos calorías. Es importante que tratemos de dar mayor prioridad a este tipo de alimentos dentro de nuestro menú saludable.

Los alimentos de origen animal

No debemos abusar de ellos. La importancia de los alimentos de origen animal radica en su aporte de vitaminas del grupo B además de minerales como el hierro o el zinc. En este apartado, hay que destacar la importancia del pescado, otorgándole el mismo peso que la carne dentro de nuestra dieta. El pescado cuenta con menos grasa y calorías así como una dosis superior de omega-3.

Ingredientes frescos y crudos

Es muy recomendable que durante las comidas principales existan elementos vegetales que sean de temporada, productos ecológicos y que no hayan sido procesados. Un buen ejemplo, sería una ensalada o un zumo. Es importante que nos habituemos a consumir este tipo de productos dentro de nuestro menú saludable.

Reduce la cantidad de azúcar

Con la reducción de azúcar lograremos mejorar nuestro peso, reducir grasa e incrementar nuestro nivel de energía. Los productos muy procesados y que contienen grandes cantidades de azúcares añadidos deben consumirse únicamente en ocasiones específicas.

Comer entre horas

En aquellas ocasiones en las que picoteemos algo entre horas, debemos aprender a optar por las soluciones más saludables. Por ejemplo, renunciando en la medida de nuestras posibilidades a zumos envasados, snacks o fritos. Como alternativa podemos tomar frutos secos, fruta, yogur o aceitunas. El objeto es obtener más nutrientes y menos calorías.

Dentro de los restaurantes deberás cuidar tu dieta

La restauración ofrece cada vez opciones más saludables. Hay que considerarlas cuando salgamos a comer o cenar fuera. Opta por los platos con ingredientes vegetales y los postres con menos azúcares.

Rutina diaria

Es importante que respetes tu rutina diaria y trates de no saltarte ninguna comida. Si mantienes largos períodos sin comer, tu cuerpo modificará la velocidad del metabolismo y por lo tanto se quemarán menos calorías. Si logras mantener cierta periodicidad en tus hábitos alimentarios notarás la diferencia y no sentirás hambre en ningún momento del día. Además, tu metabolismo lo agradecerá y trabajará de una forma más equilibrada y óptima.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *