12 mayo, 2020

Destacados, Noticias

5 trucos para incorporar más hortalizas a tu dieta habitual

Las hortalizas son una parte fundamental de una alimentación saludable, pues no solo favorecen que podamos mantener un peso óptimo, sino que además contribuyen a la desintoxicación del organismo y aportan vitaminas y minerales. 

Además, su consumo favorece el tránsito intestinal y reduce el riesgo de desarrollar enfermedades crónico-degenerativas. Sin embargo, no todos incluimos en nuestra alimentación la suficiente cantidad y variedad, a pesar de que sabemos su importancia y de que hay durante todo el año. 

Por ello, hoy te traemos 5 trucos para incorporar más hortalizas a tu dieta habitual de forma fácil y sencilla. 

Añade más hortalizas a tus salsas

Una forma fácil de empezar a comer más hortalizas casi sin notarlo es con las salsas. Puedes hacer una salsa de tomate casera, pero también puedes ir más allá y en vez de incluir sólo tomate y cebolla, puedes añadir pimientos, berenjena, calabacín, zanahoria o la verdura que tú quieras. 

¡Elabora un salteado de las hortalizas que más te gusten y haz una salsa a tu gusto! 

Agrega hortalizas a tus recetas favoritas

Si no quieres dejar atrás tus platos favoritos para comer hortalizas, ¡esta es tu solución! Haz tus recetas favoritas y agrégales algo de verdura. Por ejemplo, puedes añadir zanahorias a la lasaña, espolvorear con brócoli la pasta, añadir calabaza y zanahoria picada a las albóndigas, o incluso añadir la verdura que más te guste a pizzas y hamburguesas. 

Añade hortalizas a tus batidos

Una buena opción si no te gustan mucho las hortalizas puede ser incluirlas en tus batidos de frutas, como zanahoria con piña o naranja. Será mucho más dulce y no te desagradará tanto el sabor de la verdura. Además, estarás tomando muchas vitaminas de golpe y ganando en salud. 

Si eres más de hortalizas, prepárate un batido sólo de hortalizas, de espinacas, zanahoria, lechuga y zanahoria o pepino. Puedes crear todas las variedades que quieras o consumir los que venden ya hechos en el supermercado. 

Pruébalas a la parrilla o al horno

Otra opción es combinar hortalizas cuando cocines al horno. Las hortalizas al horno son muy sabrosas para los que les gusta un sabor más dulce, por eso si cocinas una comida o carne al horno, no olvides incluir una gran fuente de hortalizas variadas a la que solo tendrás que añadir unas cucharadas de aceite de oliva para asarlas y obtener una guarnición deliciosa.

También puedes probarlas a la parrilla y, al asar carne, asar también verduras, agregándoles un poco de aceite de oliva o la misma salsa con la que marinaste la carne. 

Cambia el pan por lechuga

En vez de utilizar pan, por ejemplo para hacer un sándwich, utiliza hojas de lechuga como base de relleno de atún, pollo o los ingredientes que más te gusten.  

Es una gran idea que no solo te vendrá genial si estás a dieta, sino que además es excelente para añadir más hortalizas a tus comidas

Como ves, la ensalada no es la única opción para comer hortalizas, hay mil preparaciones y formas creativas para sumarlas a nuestra dieta diaria. ¡Comer saludable es rico y fácil, si sabes cómo!

Artículos relacionados

Trucos para conservar frutas y verduras

¿Cuando compras frutas y verduras no te duran lo suficiente en buen estado? ¡Tenemos la solución! En este post hallarás algunas técnicas para conservar la fruta y la verdura fresca durante más tiempo.

Leer más >